08 junio 2008

Vergüenza en el pleno de Morón

No es frecuente ni edificante ver al máximo representante de una ciudad acabar un pleno silbando a los concejales de la oposición tras cantar un himno religioso.

Ocurrió en Morón de la Frontera el 24 de mayo, pero IU, cuyos dos ediles fueron las víctimas, no difundió nada fuera de Morón hasta ayer.


El alcalde, Manuel Morilla (PP, mayoría absoluta), según la versión de lo sucedido que facilita IU acompañada con fotos, silbó con los dedos introducidos en la boca y luego se dirigió a los ediles, aunque la concejal Marina Segura no recordaba ayer “qué insulto concreto” le dedicó.


Los hechos ocurrieron el 24 de mayo. El pleno, al que faltó el PSOE, debatía conceder el título de alcaldesa honorífica a María Auxiliadora. IU se opuso y, según Segura, lo hizo con argumentos “breves y respetuosos” a favor del laicismo. “Asistimos al pleno porque hemos sido elegidos democráticamente, y exponemos nuestras ideas con total libertad, como corresponde en un Estado democrático”, concretó.


Su voto recibió las “carcajadas” del alcalde y, sigue la edil, “dijo que quienes no creen en dios son una minoría que no merece ser tenida en cuenta”.


Una vez finalizado el pleno los dos ediles de IU decidieron ausentarse porque el alcalde y el resto de la corporación iban a entonar el himno de María Auxiliadora. Al volverse de espaldas, comenzaron los comentarios, risas y un sonoro silbido con los dedos en la boca dirigido a los dos ediles de izquierdas.

 
La concejal incluso creyó percibir un gesto en las imágenes –que lograron comprar ayer a Localia, de ahí que no las hayan difundido antes– que interpretó como una incitación del alcalde a que el público la abucheara a ella y a su compañero de filas, Alejandro Álvarez.


“El alcalde es un fascista que no aguanta que le lleven la contraria, sin educación ni formación”, expresó ayer Segura, quien aseguró que no había recibido aún disculpas –los hechos ocurrieron hace casi dos semanas– del regidor moronense.
“Persona humana”. Aunque el Morilla no respondió ayer a la llamada de este periódico, el primer teniente de alcalde, Alfonso Enrique Angulo, salió en su defensa: “IU provocó al alcalde, es una persona humana [sic] y los nervios le saltaron”. La provocación a la que se refiere fue una moción –desestimada en ese mismo pleno por la mayoría absoluta del PP– para reprobar actitudes similares que, según IU, ha tenido el alcalde en otras ocasiones.

El Correo de Andalucia

No hay comentarios: